Mis 100 películas favoritas (en estricto desorden)

vertigo

Encuesta de la revista 24CuadrosporSegundo

Mouchette, de Robert Bresson
Guión del filme ‘Pasión’, de Jean-Luc Godard
La estrategia de la araña, de Bernardo Bertolucci
Buenos muchachos, de Martin Scorsese
Paulina en la playa, de Eric Rohmer
Las noches de la luna llena, de Eric Rohmer
El rayo verde, de Eric Rohmer
El espejo, de Andréi Tarkovski
Rodrigo D. – No futuro, de Víctor Gaviria
Nido de ratas, de Elia Kazan
Al azar Baltasar, de Robert Bresson
El viento, de Victor Sjöström
Luces de la ciudad, de Charles Chaplin
El cuarto verde, de François Truffaut
A nuestros amores, de Maurice Pialat
Vivir su vida, de Jean-Luc Godard
Desvelos, de Alan Berliner
Los olvidados, de Luis Buñuel
L’Atalante, de Jean Vigo
Los siete samurái, de Akira Kurosawa
Dersu Uzala, de Akira Kurosawa
Vivir, de Akira Kurosawa
Los canallas duermen en paz, de Akira Kurosawa
Lo alto y lo bajo, de Akira Kurosawa
Andréi Rubliov, de Andréi Tarkovski
El acorazado Potemkin, de Sergéi Mijailovich Eisenstein
Pickpocket, de Robert Bresson
Taxi Driver, de Martin Scorsese
El toro salvaje, de Martin Scorsese
Después de las horas, de Martin Scorsese
Casino, de Martin Scorsese
El último emperador, de Bernardo Bertolucci
Rostros, de John Cassavetes
La noche del estreno, de John Cassavetes
Una mujer bajo la influencia, de John Cassavetes
El asesinato de un corredor de bolsa chino, de John Cassavetes
Cuentos de Tokio, de Yasujiro Ozu
El sacrificio, de Andréi Tarkovski
Corrientes de amor, de John Cassavetes
Tiempo de nacer, de José Miguel Restrepo
El dinero, de Robert Bresson
El eclipse, de Michelangelo Antonioni
Blow Up, de Michelangelo Antonioni
La strada, de Federico Fellini
8 ½, de Federico Fellini
Ginger y Fred, de Federico Fellini
Y la nave va, de Federico Fellini
Viaje a Italia, de Roberto Rossellini
Paisà, de Roberto Rossellini
Tiempos modernos, de Charles Chaplin
Las vacaciones del señor Hulôt, de Jacques Tati
Buscando tréboles, de Víctor Gaviria
Riff-Raff, de Ken Loach
Él, de Luis Buñuel
Nashville, de Robert Altman
The Player, de Robert Altman
Alicia en las ciudades, de Wim Wenders
El cielo sobre Berlín, de Wim Wenders
Gosford Park, de Robert Altman
Sin sol, de Chris Marker
La multitud, de King Vidor
Tierra en trance, de Glauber Rocha
Haz lo correcto, de Spike Lee
Persona, de Ingmar Bergman
Luces de invierno, de Ingmar Bergman
Gritos y susurros, de Ingmar Bergman
Sonata otoñal, de Ingmar Bergman
Fanny y Alexander, de Ingmar Bergman
Nuestra voz de tierra, memoria y futuro, de Marta Rodríguez y Jorge Silva
Tiempo de revancha, de Adolfo Aristaraín
Un lugar en el mundo, de Adolfo Aristaraín
La historia de Adela H., de François Truffaut
El último hombre, de Friedrich Wilhelm Murnau
La caja de Pandora, de Georg Wilhelm Pabst
Amanecer, de Friedrich Wilhelm Murnau
El chico, de Charles Chaplin
Amores perros, de Alejandro González Iñárritu
Todo sobre mi madre, de Pedro Almodóvar
Hable con ella, de Pedro Almodóvar
Mulholland Drive, de David Lynch
El espíritu de la colmena, de Víctor Erice
El Sur, de Víctor Erice
Malcolm X, de Spike Lee
Rosetta, de Jean-Pierre y Luc Dardenne
El niño salvaje, de François Truffaut
El proyecto del Diablo, de Óscar Campo
Informe sobre un mundo ciego, de Óscar Campo
Dogville, de Lars von Trier
Codicia, de Erich von Stroheim
Contra viento y marea, de Lars von Trier
La carta, de Manoel de Oliveira
No, o la vana gloria de mandar, de Manoel de Oliveira
La piel suave, de François Truffaut
En un año con trece lunas, de Rainer Werner Fassbinder
El viaje al cielo de Mamá Küster, de Rainer Werner Fassbinder
Encadenados, de Alfred Hitchcock
La ventana indiscreta, de Alfred Hitchcock
Vértigo, de Alfred Hitchcock
Un condenado a muerte se ha escapado, de Robert Bresson
La vida es maravillosa, de Frank Capra

Ñapa: La vocación suspendida, de Raúl Ruiz

2 thoughts on “Mis 100 películas favoritas (en estricto desorden)

  1. Profesor Santiago, me gustaría conocer su posición frente a la obra de Hitchcock. Especialmente en Psicosis como producción de terror psicológico en la historia del cine.

    Like

    1. Diego, sobre Hitchcock una respuesta breve o esquemática es inapropiada, pero te puedo decir que “Psicosis”, y también obras cercanas de ese periodo suyo, como “Vértigo”, “Los pájaros” y “Marnie”, son fruto de un camino desgarrador para Hitchcock en cuanto a la paranoia, con manifestaciones simbólicas muy profundas, que de pronto demostraron lo que las feministas afirman desde hace años: que todo es político, que lo privado es político. Hitchcock pasó de la paranoia política internacional (las películas de espías) a la paranoia cotidiana (películas de crímenes) y de ahí a la paranoia sexual (películas casi ya de horror puro), y sus relatos de esos tiempos son verdaderas pesadillas con todo el peso psicológico que sabía darles un artista que siempre privilegió al individuo y a las emociones más viscerales por encima de todo. La novela de Robert Bloch le sirvió como anillo al dedo para entrever delirios aterradores en las capas más aparentemente inocentes de nuestra cultura occidental.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s