Libro de poesía: “En vez de pez diablo, mar”

en vez de pez diablo

En vez de pez diablo, mar

***

Para Bernardo Ángel Saldarriaga y Lucía Agudelo Montoya

***

PREMURO FACIO

 

Existe

Lo que no existe

Y no es que exista

Sino de pinceles

Antiguos

Ambiguos cinceles

Pronósticos

Gnósticos

***

EN VEZ DE PEZ DIABLO

MAR

-primo canto-

 

CAUTO ALEBRESTE

 

Para eso el micrófono

Y el submarino

Nada nadan

Y el estetoscopio

Y el pequinés

 

Y yo que Pérez

Trepito Cossio

Barco Galán

De Crápula Renán

Y Vid y Lamento

No acepto

Tantísimos discos de Oro

Y de Platino

Del Chocó

 

Mi maestro

Fue un Safo

Una Teócrita

Un Santo Tomás

de Aquino

Tómenla como quieran

Un Tíbiri

Mi maestro un truhán

Una muán

Una escopetarra

Un Fulgencio Batista

Que me designó en sí

Mayor

De sol menor

 

Ahora

Empieza el ulular

Y emergen batracios

De la arena

Del obelisco

De a tres puños por boleta

Dos patadas por güevón

Un pajazo al frente

Media vuelta y mazapán

Ya estás en la faráncula

Mero furúndulo

Sobornador

De pies descalzos

Puto babilonio

En su día normal

Rica Atenas

Para Joselito

Tú púdrete

 

Acarreo en mi desastre

Seis cuerdos fierros

Con una magdalena

A mis espaldas

Y siete bam bam

 

Lloren conmigo

Plañideras

Ya mucho puse de mi parte

Mucho pucho

Y perico al cien

Tumbapechos

Un Arroyo a mis pies

De sufragios pervertidos

Y buñuelos santuarianos

Y Narcocasetes

Piratas

De leyendas

Zafias

Y mustias

Casiopeas

Eréndiras

Negras Grandes

Ciclistas

Pasamontañas

Cuerpos elite

Y donantes de sangre

De riñón

 

Estos mis salitres

Son todos mis buitres

Y a ellos me debo

En luna de riel

Que juerguen

Risueñoras

Que muerdan

Conmiga la muerte

Doy culo doy culo

Y pido la legalización

De la plata nicomaquea

Con la diplomacia del artista

De la plata nigromante

Porque canto a mi país

Porque sudo con el duro

Y pito importa si Enduro

O Sibundoy soy si miente

 

Una loca cuando pelado

Me persiguió en Marinilla

Ahora

Podía arreglar mi silla

 

No le lloré a nadie

Y a mi padre

Dedico mis lagañas

Yo soy el cantante

Escuchen

Oh libertad que perfumas

Tu amor es un periódico de ayer

***

EL NUEVO HERÁCLITO

-cantinela secundada por Calvo Segundo-

 

Cuando despertó

El río todavía estaba allí

 

°

 

ÑÁ PERSA

 

Sus enemigos

Consigo perdieron ya

Todo

Ya es

Un ya

De antes

 

  1. MANTARRAYA

 

La llave apretada del momento

Gotea

Como dueño

De umbría

Cuna

De sonámbula tuna

 

Donde el caballo relincha

Y donde calla

Todo es posible

Donde el caballo nada

Pasta

Duerme

 

Ni tono hay tonal

Ni atonal

Ni tónica nota

Ay

La nota basta

No se basta

Casta y rasta

 

Dólmenes de faz

Precisa

La faz de la tierra precisa

Callada pesadumbre

Dicha

Licor de pesadilla

Luctuosa mente cascada

La brilla Cólquide nea

Constante de presumidas

Rayadas compresas mías

 

A cuánta ser no te hieres

De poca tu miel no quieres

Por si algo de hiel bajando

De tronos de ser perpetuo

 

Bola de dos misterio

Portantes azul siniestro

Poquito me vas matando

De a cuatro por tres picante

Allá fiel

Allá muán

Allá cuando de vez en van

Bolita de tres en cuatro

Cayado de Irán en Brujas

De dólmenes faz precisa

La faz de la tierra entierra

 

  1. MARATÓNICA

 

Hijo de chacal

De breva

De ardor suficiente

¿ves?

No ves

Nada

 

Vano no hay nada

Sentido no

Hay plétora –y no es

Soy no sueño

Creo no digo

Hermafrodisial

Mi esposo cabrío

 

Mundo es más

Locura parda

El ojo solo

 

La invasión es segura

Esa nada

No tiene pierde

Hermafrodisial

 

Y para mí es la dicha

Para levitar

Apoyar en la levita

Un huevo perdido

Es parroquial dislate

 

°

 

Sus enemigos

Consigo perdieron ya

Todo

Ya es

Un ya

De antes

 

°

 

Cuando despertó

El río todavía estaba allí

***

DESVIROLÁCTEA

-ósculo en tercera persona-

 

Esa turba que arde en sus ojos

Que a mi Serlo desvela

De fuego y traspaso bellaco

No alcanza a rodondear los reales

Plantados de fuga en antes

De ayer

No logran no saben

Decir cuahnto invocan no quieren

Lamentar ya la poca

Razón que un ángel (yo)

Vio

De veras

Y Era Rota

Desbrozado por su creatura

Enajenada de rozar el amor

Cual furia

 

Yo

Atlante

Pero no adelante

Yo centurión

Sin tropa

Globo

De mecha seca

Ardo menos

Subo igual

Por el suelo de las bestias

Ando poco

Mas si de buscarse treta

La mera miel de los mozos

Cáigame al fin la turba

De cuantos ojos despojo

 

Bórrame amor de tu ausencia

Al sonreír

Llénate vacua

No me mires

A tí abrázame

Si le piensas

Lejos

 

(que sea poco no importa)

 

Abrázame siempre

Si entonces

Es aún

 

Pero no me toques

Para dejarte

Dile rüin

Pero llévate con cariño

En la suerte que abandonas

Y después

Cuahndo me olvides

***

EN VEZ DE PEZ DIABLO

MAR

-sempiterno canto-

 

III. SICA ACQUÆ

 

La canción de cuna

Que Papá Lennono

Cantaba

Era una

 

Todos nos bamboleamos

De vez en cuando

Recordando sus eles largas

Y sus flores

Y muñequitos

Poderosos

De cáscaras de huevo

Y burbujas de jabón

 

Yo la recuerdo de chepa

Yo lo maté

Cuando fui arzobispo

Porque olía feo

Y un día me dijo sapo

Me dijo nerdo

Doctor

Hablamierda

 

Él no se merecía esto

Las escaleras y la gelatina

Las noches de otrosí

Las melancolías fatuas

Los desesperos de tutti fruti

Ni las tetas de perra

Del foxtrot

Que hizo de madre

De sus hijos de puta

No

No se merecía esto

Y yo lo bendije

Le dije que lo iba a matar

Tal día

Y así fue

Pero lo puse a esperar primero

 

Dije primero

Que la tierra es rodonda

Y después por la borda hice quemar

El tiempo lineal

Me trepé en un andamio

Apunté bien

Disparé cinco tiros en dos segundos

Y eché la culpa a la sombra

Como antes

Al Hijo del Hombre

Porque aquí

El único que resucita soy Yo

 

Sépanlo pues

Que no se me da nada

Y confieso

Que he matado mucha vez

Sin pensarlo mucho

Que lo he pensado todo

Que lo he callado todo

Que rumio el viento

Que todas mis taras

Son molinos de viento

Porque no me frenan

Y todavía se me para

Abel no fue problema

Fue peor matar Caín

Y recibir cada reproche

 

Mi conciencia tiembla

Al decir de mis rodillas

Aún no se han doblado

Como girasoles al viento

 

Lo he callado todo

El baño de Santa Teresa

El pudín de Lutero

Las pajas de Ratzinger

Y de San Francisco

Con Clara de Asís

-ellos

Que viajaban a dedo

Par de jipis-

Y no he dicho nada

Escribo en el silencio

Rumio el viento

Y no niego mi pudín

Ni los pedos de Cristo

No niego la Magdalena

Ni la inclinación

De Juan Evangelista

Ni los latigazos de Mahoma

La zoofolia del Bautista

Ni mucho menos a Abraham

El asesino

Ni a Jacob el solapado

Ni a Einstein ni a Nicodemo

-uno morirá dos veces

Otro soñará las aguas-

 

Pero es tan chimba hacer sufrir

Torturarte digo

Con saña

Clavarte es rico

Excomulgar mi derecho

 

El que me pare bolas

Teme su cielo gris

 

Yo he sido una pelota

De huesos cóncavos

Y entre mí crece la hierba

Y todavía lo disfruto

No me veo en los poetas

Eso me parece raro

Pero voy con la milicia

Yo traje la espada a este mundo

 

La comunión es orgía

Yo robo a los pobres

Pidiéndoles limosna

Soy Lutero

Yo maté a papá Lennono

Acto inútil

Según la causa

Que no me importa

Que nunca importa

Hoy los rockeros se matan solos

Devorando el mayor su cuerpo

O botándolo el menor en sí

Mayor

Y yo feliz

 

No me veo en las pelotas

Eso me parece raro

Soy todo un hermenauta

En vez de pez

Diablo

Mar

Pobre Marx

Y a mucho honor

 

Hoy la coca es religión

De todos

Sagrada Familia

El entierro de Solón

Lennono

La policía lava sus balas

En la pileta bautismal

-eso a favor del muñeco-

Como San Pedro

Matador

Soy el que pone oreja

Y el mundo se queda con ellas

Para mojar agua en vino

Vino en sangre

Sangre en tinta

Todo es veneno

Paren oreja

 

Yo no pierdo la vida

La doy

Eso es lo lindo

Que sigan ustedes vivos

Que todo viva en mí

La muerte

Y qué griterío

Oh qué eucaristía

Yo rumio el viento

***

VENDA

-cuarto para ti-

 

Nada más me quedan

21 gramos

No están a la venta

No son

Para el Justo Perdedor

Ni el Padre Alicaído

 

Solo tengo estos

21 gramos

Qué son

Para quién quedan

 

Yo no quise

No quisiera ser

El Anticristo

Pero si tocó

Tocó

***

NEA PARMENIA

-quinto malo de Segundo Calvo-

 

Nunca te baña la piscina

 

Nada es Nunca

Nunca es Nadie

Nadie es Nada

 

Donde yo también enciendo

 

°

 

Yo también extiendo

Mis cabellos hasta el Oriente mutuo

Arduo

Escaso

Hasta el Mordiente huero

En que mis coyotes lanzo

Hacia una luna cetrina y silvestre

Descascarada que se ahuma

Entre melenas y lonas

Implora y mueve al jolgorio

De puro quebrado ausente

 

Y conduzco un tímido alacrán

Por la Autopista del Apóstol

Triunfal

Desde el rüin Reverbero

Del apóstrofe en la yuca

Veriberi

Y de la pernoctada costra

Donde la abuela serpiente

Cormorán quiso en aritmética

Lid

Como los otros

En yunta regir

 

Ya no dejamos quilombos (léase bacantes)

Ni promovemos ubres

Encefálicas

O doradas pelambres en nuestras

Parcas lumbreras

De antaño como quisistes

Ay

Sajonias pestañas pedóricas

De puro lloro amerdentado

Satanoide y granizado

Azuloide

Populoide

 

Ven pacá jodida yesca

Que no de pesadumbre voy zorra

Y al fin rayo la hamaca

Y

Mi hiel y mi mies

Zafada ley permanente

Aceitan de corrida zuerte

Tal cual si en zueños robaran

La vida que en Dios provocan

 

°

 

Ubicanto llamas de la flema

Un corazón sin rodeos

Pizpiretos

Ó admonición vetusta

Para que caigas

Sin mucho deleite al virar

La prisa

Que te mueve

Es un pelícano inmune y sin prisa

 

Si los busca un comején

No más gris

Retrocede el firmamento gocetas

Hasta el quicio de sus goznes

Pero

Sin saber decir ni un poco

De tal o cuál cosa qué es esto

 

Cuahndo sin peros en la mengua

Calla un colibrí su batida

No sabe qué hacer ni decir

El tombo de la esquina

 

Rueda son muchas

Suelta es todo

 

Como te quedes te vuelves

O lo que aprieta es seguro

Tanto como te mueves

Hasta no ver no saber

Es un dicho de ala quieta

 

Y sin embargo tu noche

Sin embargo tu noche

La noche

Ala fija

La paz que nada dice

Ah Sol ahí

Ahí no más

 

Al fin la sombra

Sin cuerpo

El vestigio de un reflejo

Sin pensar en su origen

Lo mismo da

 

°

 

Nunca te baña la piscina

 

Donde yo tan bien entiendo

 

Nada es Nunca

Nunca es Nadie

Nadie es Nada

***

EN VEZ DE PEZ DIABLO

MAR

-ulterior canto-

 

  1. NULA INSIGNIA

 

Se han empezado

A pasar las camándulas

Y los bolígrafos de gas

Mientras yo oro por el

Oro y lloro

En el ataúd del loro

 

Recuerdo

Mi ya corta vida

Tras los cielos Itaca

Llueve

Y mando fuego

De parte y parte

No rey cocinero

Sino sepulturero

Y en vez de pez diablo

Mar

 

Era una niña

Soñando con su amante

Rompía

Un bombillo de hormigas

El bombillo de las lágrimas

Ahora

Podía arreglar mi silla

 

Al otro lado

De la escarpada

Hondonada

El hombre de luz

Bajo la noche

Deambulaba

Sin orilla

Bajaba la cuesta

 

Así que saqué

Mi mano

De la copa

Alcé el basurero

En Europa

Amanecía

 

Los pasajeros

No me comprenden

 

Mi familia

Solo amor

No hace sino matarse

Por mis nexos

Con U2

 

Un balazo

Me entró por la chimba

Una güeva por el hacha

Me abrieron la mente

Con una motosierra

Y con un periódico

Me reventaron la boca

 

Después alzaron mi cruz

Y me llevaron en hombros

Al archipiélago

Del patíbulo

De los murciélagos

 

Por mis nexos con U2

 

Por mis alpargatas

Y por mis corbatas

Me pusieron en brazos

De un nene decapitado

Metieron en mi boca la cabeza de un cebú

Me bañaron

Y secaron

Con un alambre de púas

Y me dijeron

Que nunca dijera Yo

 

Pasé varios años

Vomitando en la cuneta

Contando dientes de oro

Congelando los derechos

Siete veces

Ardí bajo el agua siete meses

Mal contados

De la flamazul

Salían burbujas

Los buses se perdían

Pero no hubo accidentes

Sin muertos

 

Y el hombre de luz me buscaba

Y puse precio a su cabeza

Y las cinco ruedas a andar

Cada una por su lado

El alma estorba

Su flamazul

Bajando la cuesta

 

Yo ahora oro por el toro

Y moro

En el ataúd del coro

Las plañideras

Comen crispetas

Y se han empezado

A pelear

Por las camándulas

En pleno Capitolio insular

Los venerables antropófagos

Desabrochan sus pantalones

 

Cómo se obstina mi cuerpo

En no morir

En morir

Encerrado en la acromegalia

De la opinión trifásica

 

Allá encaleta

Radiadores

Acuyá veredas

Mientras acá se deleita

Dictando triptongos

Y oblongos

Mondongos

 

Enyerbado

El Primer Pederasta de la Nación

Toma su sopa de letras

Y en una honda panda enfunda

Su ración de niño bocado

Escupe un huevo a la vez

De cuya caries brota

-con los años-

Un sapo enramado

De pólipos de monedas

De hule

 

¿quién lo enyerbó?

 

Si el venerable antropófago

De mayor edad

No pasa de los trece

Siniestros

Y el primer pederasta

Sangra

Por mis nexos con U2

No soy suficientemente

Presumible

Y a mí los vientres

Flacos fofos o trillados

O todos acribillados

Se me hacen un culo igual

De infantil viril y civil

***

YO SOY EL ALEPH

-doble seis-

 

El tiempo para la vida

Es el tiempo de la muerte

Quien no ha nacido es

El invencible

Ruega por no ver nunca

La luz que guarda

La noche estival

La real

 

Yo soy El Aleph

Soy el Cosmos en persona

No hay necesidad que bajes

De hijueputa

Soy el Cosmos en persona

Lo que regurgitas

Lo que te atrae

Lo que te duele

Lo que agasaja

Lo que se olvida

Todo

Todo lo que olvidas

Todo lo que no ves

Todo lo que no sabes

Y todo lo que sabes

 

Yo soy

Una fiera tendida

Enamorada

Y henchida

Soy una ofrenda sumada

Al debe

De tutor sencillo

Franciscano

En esa ruina que toma por piel

De la creatura indócil del tiempo

Soy el tutor y la coma

Y la vez y la prueba

El relente como signo

Repelente

Tontarrón

El acabado de piedra

El juvenil turrón

Más que nada la madre cuando sueña

Que todas las cosas terminen

Soy incluso

Incluso el fin

Soy incluso el fin

 

En mí las cosas no se repiten

 

Oigo a Bach y

Óyelo

No es que sea algo

 

El muñeco lo pongo yo

Yo hago la vaca

Porque soy una vaca

La que nos comimos

Soy Rosita la soltera

Yo te he visto arder

Te he visto desde ya

Morir

Te he visto morir aquí

Y pasa que me arrepiento

De contarlo

Porque también soy

Damos y cabelleras

Soy la piedad

A veces más

A veces menos

 

(atención)

No sé por qué

He debido delatarme

No sé siquiera

Por qué dudo

Ni por qué dudo de mí menos

Que de lo que soy

 

Como si no fuera lo que soy

Resulta siendo lo que soy

Pero nunca yo

El Aleph

Que

Sepa cuenta

Retomada en pobres ecos

De la siembra desgraciada

Esa sed

Que dijeran

Los ancianos primos

Del nene divino

No es bondad y su tersura

Lo romo

Lo que arraiga

Lo que devasta

Lo que apenas comienza en mí

Y en mí se devuelve

Ya está resuelto

 

Fui lo que borro y sigo en tal ventura

 

Por mí ha pasado cosa estéril

Desde sus cimientos

De rugiente sideral

En su alma y su doble canto

Sobre mí ha tratado la ley

He sido párpados

Cuchillos y parpadeos

Con eso lo digo todo

 

Conozco a Fruko

Vacilón

Y al Kennedy

De la primera miné

Conozco a Rasputín

A Atila y a Tomás

Y Jerónimo sudando

Mucho

El pan de su enorme fruta

Soy el recuerdo inmediato

Como un volcán que se duerme

Soy tan poca cosa que ni merezco lástima

Soy la lástima que te tengo

Presidente dos veces

Como si eterna princesa

Tú no sabes siquiera

Gran pobre

 

Yo soy tú

Y menos

Soy

El Aleph

Cada yogur

Cada gota de ceniza

Cada pieza de engranajes cojos

De hoteles deshabitados

De troveros

De mecanos y chupetes

Sin esperanza

Soy un poco lo que nadie pierde

Y soy eso en sí mismo

Cuando creen encontrarlo

Y no es

Soy también lo que encuentran de verdad

 

A mí nadie me enseñó a ser el anverso

O el universo

Pero todo fui enseñándolo mal

Y aprendiéndolo peor

 

No soy diverso

-esto es importante-

Soy divertido

Esa es la clave

Divergente

Ahí está

Soy siendo haber sido

Fui lo que será

(mejor dicho)

Y no hay arreglo

No hay coma que se pierda

No hay tilde en nada

 

Esa es la clave

Todo sobra

 

Sin mí no hay nada

 

El tiempo para la vida

Es el tiempo de la muerte

Quien no ha nacido es

El invencible

Ruega por no ver nunca

La luz que guarda

La noche estival

La real

***

AHORA

-séptimo tono-

 

Y qué hago ahora yo caminando por esta pradera

Qué hago levantando estas banderas

Por qué se infectan mis heridas viejas

Cuál es la vida esta

O aquella

Cuál Perséfone

Cuál Dioniso

 

Oh Jesús letal dónde está la respuesta

No está en la pregunta ni está en el silencio

La respuesta no será la respuesta

Cuándo apreciarás el esplendor de este vacío tuyo

***

EN VEZ DE PEZ DIABLO

MAR

-octava más alta de Calvo Segundo-

 

  1. ÑOÑO NONO

 

Soy el único testigo

De lo que fue soy yo

El único

Testigo

Que pueda dárselas

De sabedor el único

Ínfimo e irrisorio

 

De los 64 ancestros que

En su momento vinieron

Y del único o únicos

Momentos incesantes que

A un tiempo vivieron

O de todo lo que sintieron

Nadie sabe

 

Postrados en la arena

Carcomidos por su yerba

Derrotados al fin

Pero felices

La muerte no los cobijó

Sino al contrario

Y cuahnto esperaban llegó

A esos tantos

Tantísimos ancestros

Que hoy evocan por no sé cuánta

Boca

La misma anónima

Gloria del cuentagotas

Cuando arrima en clave seria

Sí sé quién y sí sé cómo

 

Yo la Ley le debo siempre

Al que nunca falle

Pero no se la pido

 

A lora y pasto el rebaño

No ser cual amor demanda

Un dulce de cuello largo

 

Hojas y ojos en patines

De peltre

Parece cada gentío

Y se asoma en tules y tutúes

De baletes y sillas pagas

Pero que a mí no cobre

Si todavía no pelo

El hoyo que aliento a destajo

 

Cuando veas que tú apenas

Entejas el refajo amargo

Ven a por mí donde acuño

La moneda de mis cuencos

 

Para ti son esas tardes

Benditas como amanecer

Vasto de contrita sopa

Y caminos desmandados que oyen

Sin tenerte aún

Cantando

 

No te vendo ni prometo

Infierno

Diábolo es solamente

Negar el Destino

 

(yo la Ley le debo siempre

Al que nunca falle

Pero no se la pido)

 

Soy el único testigo

De lo que fue soy yo

El único

Que pueda dárselas

De sabedor el único

Ínfimo e irrisorio

***

RETALIO ANVERSO

 

No existe

Lo que ya existe

Y si es que existe

Como redobles

Innobles

Curiosas lanzadas

Cansadas

Furiosas

 

 

One thought on “Libro de poesía: “En vez de pez diablo, mar”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s